We’re not in Kansas anymore

Dicen que el ser humano toma decisiones desde un punto de vista emocional que después justifica con la lógica. No es mi caso. Todos los días, a veces con más alegría, a veces con más pena, me pregunto qué cojones hago aquí en Nueva York.

Empiezo por el principio: Cuando llegué a aquí a principios del verano pasado, yo tenía una vida más o menos próspera, cómoda y confortable:

Qué bonito. Pues sin entrar en mucho detalle (la brigada antillantos en las esquinas me anda pisando los talones) al tercer mes de llegar aquí, me quedé sin barbudo (un hombre maravilloso, el padre de los hijos que nunca tendremos), sin casa (era suya, no me la podía quedar) y hasta sin ciudad (me refiero a Barcelona, donde vivíamos), ya que le tocó a él en el reparto de bienes. Qué mierda. Pero no pasaba nada. Estaba en Nueva York y la ciudad me consolaba. Caminaba por la calle y todo me encandilaba, me maravillaba. Pero me pasaba el fucking día llorando.

Así que con la convicción del que se sabe poderoso porque realmente no tiene nada que perder, decidí que me quedaba aquí a dos semanas de coger el vuelo de vuelta. Barajé todas las opciones para ver qué y cómo tenía que hacer, volví a España, arreglé mis papeles y me volví. A tomar por culo la zona de confort.

Pero una vez más, daba igual. Tenía la convicción de que algo bueno me iba a pasar aquí, que la ciudad me cuidaría. De hecho nunca había estado tan segura de querer hacer algo en la vida. Veía la vida como un cubo de Rubik, en el que hay desordenarlo todo primero para poder resolver el puzzle.

Y así fue como me planté aquí, con mi hatillo, mi pronunciación en inglés de mierda, y ya sin más lágrimas en la recámara, en busca del sueño americano, fantaseando con una vida mejor. Y entonces, ganó Trump. Pero eso ya es otra historia.

 

 

Share on FacebookPin on Pinterest

3 thoughts on “We’re not in Kansas anymore

  1. Hola!!!!! Me encanta los dibujos, los haces tú? Están genial!!!! Un blog muy original!!! Me gusta!!!

    Espero que te vaya genial en Nueva York! Visto que Trump te ha dejado entrar ya no tendrás problema allí, jeje o eso espero!! Espero que disfrutes mucho de una de mis ciudades favoritas del mundo!!! Y suerte con el inglés, jeje yo también lo chaporreo solo, pero bueno, seguro que no es problema!!

    Un saludote 🙂

    Regi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *