The american tip. La propina

When in Rome, do as the Romans doSi piensas vivir en Nueva York, vas a tener que comportarte como un neoyorkino, por lo que aunque lleve un tiempo de adaptación un poco largo y doloroso, no te va a quedar más remedio que (redoble de tambores):
Dejar propina. 

Sí, amigos, la temida propina americana. Una vez que asumes que dejar un 15% de propina en bares y restaurantes es obligatorio estás listo para subir un peldaño en la escalera hacia el auténtico New Yorker style y dejar atrás al homo turisticus que llevas dentro. Cambiar el palo selfie por la antorcha depende de tí. A mí me llevo 5 semanas de sudores e incómodos intentos de escaqueo.

Vale, de acuerdo, acepto que dejar propina del 15-20% es impepinable. Pero, digo yo, que hay sitios donde no hace falta poner los putos botecitos de las propinas, ¿no?

Empiezo a preguntarme si habrá un bote, aunque sea de plata, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

 

Share on FacebookPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *