This is Grant

Este es Grant:

Cuando por fin encuentras casa y has de compartirla con un completo desconocido del que no sabes nada salvo la insulsa información que has podido rascar de su perfil en Facebook, el siguiente paso es tirar a la ruleta rusa para ver qué te ha tocado.

Además, convivir sólo dos personas tiene un problema añadido: Si la convivencia no resulta satisfactoria, el día a día se convierte en un insoportable tête à tête, se masca la tensión a 4 carrillos, sin poder compartir la pesada carga con un tercero.

Sin embargo, si sale bien, será una maravilla. Sobretodo cuando estás lejos de tu país, de tu familia, de tu gente, y encima no manejas correcctamente el idioma. Esa persona se convertirá en tu familia, tu consuelo cuando estés triste, tu profesor cuando no sepas decir algo, tu guía sobre los mejores bares de la zona.

Afortunadamente yo puedo decir que me ha tocado la lotería (AKA jackpot). Grant es el mejor compañero de piso que he tenido nunca.

Por resumir mucho, este es nuestro día a día:

Grant se ríe de mí porque dice que lloro mucho (???). Cada vez que llego con el rímel corrido producto del caloraco me pregunta si he estado llorando. Se ríe tanto que el otro día me trajo de su clase de soldar un corazón con letras soldadas que decía

También (y esto me es de grandísima utilidad) me ayuda a detectar las BOOTY CALLS (atención a este término!!!: Cuando alguien te escribe un mensaje con castas intenciones sexuales).

Incluso accede a ver Los Puentes de Madison conmigo cuando me hallo en medio de mi Terrorismo de Domingo. Mientras yo suspiro por Eastwood, el se ríe de las caras de Meryl.

Grant es tan bonico que el otro día, cuando me saqué el carnet de CitiBike, me mandó un mail alucinante con normas para conducir de manera segura por la ciudad, (Grant’s NYC bicycling TIPS), que se merece un post por sí mismo. Que es lo que os queria contar, pero me he enrollado tanto que lo dejo para la próxima.

Madre mía, menuda  Oda al Roommate me he marcado.

Share on FacebookPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *